Entrevista a Jesús Álvarez, presentador de deportes de TVE

Tras meses sin actividad en el blog, me gustaría compartir con vosotros una entrevista muy especial realizada hace unos meses a uno de los referentes del periodismo deportivo español. Jesús Álvarez, presentador de deportes en TVE.

javier-alvarez-340

Chispea en O’Donnell. Torrespaña está solo al bajar una calle. No es la primera vez que vengo a los estudios de RTVE, pero sí la primera que hago de periodista ante otro periodista.

Tras pasar el control de seguridad me dicen que me dirija al hall del edificio de la izquierda. Allí aparece unos minutos más tarde Jesús Álvarez, con su traje impoluto para el TD2 de las nueve de la noche.

 

Jesús Álvarez Cervantes celebra este año su cuadragésimo aniversario en Televisión Española. Presentador de la sección de deportes, dio sus primeros pasos en la radio y se ha forjado como periodista delante de las cámaras. Se considera a sí mismo periodista ante todo, especializado en deportes por azares del destino.

Le entrevisto en su lugar habitual de trabajo, en la mesa en la que presenta los deportes. Él sentado en su silla y yo en la que suele ocupar Ana Blanco. El estudio nos espera vacío, apenas se acercan unos visitantes. En ese ambiente relajado procedo a entrevistar a este veterano de la profesión periodística, el rostro y la voz que ponía desde pequeña a todo periodista deportivo.

 

Para romper el hielo me sumerjo en la cotidianidad de este entrañable professional del periodismo. Nerviosa le pregunto a qué hora se ha levantado por la mañana, a lo que me contesta que no ha madrugado mucho. Se encuentra leyendo un libro que ha escrito una compañera de televisión, Paloma del Río, que se llama Enredado en la memoria. Le quedan pocas páginas y se durmió tarde, tal vez las letras le enredaron. Me dice dubitativo que entorno a las diez se despertó.

Me intereso entonces por su rutina habitual. Parece un hombre ordenado al que le gusta estar informado con rigor, para ello se levanta normalmente pronto y pone la radio. Después procura seguir los principales programas informativos para saber cómo va la actualidad, no solo la deportiva sino la nacional e internacional. Se queda pensando un instante y muestra su preocupación por la situación post-electoral y el secesionismo catalán.

Como persona entregada profesionalmente al deporte me asegura que le gusta predicar con el ejemplo y hace ejercicio por las mañanas, aunque la incompatibilidad de horarios se lo complica en ocasiones. Confiesa que se siente como un jubilado cuando aprovecha para leer el periódico en un banco o simplemente pasear. La sensación de estar como sin trabajo parece angustiarle un poco. No obstante, generalmente es un hombre ocupado que aprovecha para informarse, incluso va a los estudios antes de que comience su jornada a mediodía para ganar algo de tiempo.

Pese a esta última afirmación no se considera a sí mismo de esos periodistas que están las veinticuatro horas del día pendientes de lo que pasa, hay que estar al tanto de lo que sucede pero sin obsesionarse me aconseja. Por ello, de camino al trabajo prefiere escuchar algo de música sin interrupciones publicitarias, ya que suele ir lo suficientemente informado y posee alertas de prensa en el teléfono que le avisan de las últimas horas. De hecho, le suena una alerta en ese mismo momento.

La vida del periodista puede ser muy sacrificada, sobre todo en lo que se refiere a la conciliación de vida familiar y laboral. Jesús Álvarez trabaja en horario de tarde y eso le impide dedicar todo el tiempo deseado a sus tres hijos, algo que le entristece visiblemente. Por las mañanas ellos se van a la universidad o al colegio, y no les ve. Por las tardes no puede acompañarles a los entrenamientos, dado que hacen deporte como su padre, y a su llegada del trabajo por la noche, la mayoría de las veces se encuentran dormidos. Los fines de semana nos resarcimos me dice finalmente en un ápice de sonrisa. Agradezco el esfuerzo de sinceridad que hace conmigo y comienzo a valorar mucho más su trabajo y dedicación, no debe resultar sencillo renunciar a determinados aspectos de la vida familiar por la profesión.

En este punto me pregunto cuál es su motivación para seguir al pie del cañón en el terreno del periodismo deportivo. Sin dudarlo me responde con entusiamo que la profesión no es igual ningún día, porque las noticias cambian continuamente y la actualidad no está sujeta a la rutina de despacho. Cada día tiene un aliciente nuevo y se le nota en los ojos que es así, transmite con sus palabras la pasión por su trabajo.

Como hijo de periodistas lleva en los genes la profesión, eso mismo reafirma él sonriente. Pese a haber estudiado COU de ciencias en el momento de rellenar el formulario de la universidad decidió matricularse en Periodismo. Siempre había pensado en hacer alguna ingeniería, pero con tantos periodistas en casa se sorprendió al darse cuenta de que era lo que deseaba para su vida profesional siguiendo el ejemplo de sus padres, su hermana y su tía.

Lleva defendiendo la misma portería en pantalla desde 1976, pero a pesar de ir camino de celebrar su cuarenta aniversario en la cadena se impresiona de su trayectoria. Compara la profesión con valles y crestas que vas pasando y conducen a un mismo lugar, por ese motivo nunca se ha negado a hacer algo que le hubieran propuesto, dejándose llevar en todo momento por las circunstancias. Las tentaciones de cambiar de medio han estado presentes en varias ocasiones, especialmente en los albores de las cadenas privadas. Eran aventuras con ofertas económicamente muy interesantes que carecían de suficientes medios para cubrir eventos deportivos y eso no es lo que deseaba. No se arrepiente de sus decisiones y así me lo hace entender.

Resulta paradójico que el periodismo deportivo llegase a su vida de casualidad. Me sorprende mucho dado que es a lo que se ha dedicado mayormente a lo largo de su carrera. Jesús Álvarez siempre ha sido un gran aficionado del deporte y procura practicarlo con asiduidad, pero su intención como periodista joven e intrépido era redactar noticias o ponerse delante de un micrófono. Echa la vista atrás en el tiempo y me cuenta que en España cuando él estudiaba la carrera hasta que no tenías el título de Periodismo no te dejaban redactar, excepto si hacías deportes. Haciendo uso del refranero español, “se juntaron el hambre con las ganas de comer” y se dedicó al deporte como algo que esperaba que fuese circunstancial en su vida profesional. Se ríe al ser sabedor de que se trata de una circunstancia que dura ya muchos años. Sin embargo, mantiene con firmeza que es ante todo periodista que hace información deportiva porque así se lo han pedido. Como el periodismo se lleva en la sangre no por estar en deportes ha dejado de cubrir otro tipo de informaciones, me pone el ejemplo de un atentado con coche bomba cerca de donde veraneaba hace unos cuantos años. Al periodista le queman las cosas en las manos y en la garganta, una forma muy gráfica de decirme que el periodismo es muy vocacional. Su caso es todo de ejemplo de ello.

A raíz de lo que me cuenta, le comento si sigue sintiendo nervios cuando suena la sintonía del programa y sabe que va a entrar en directo, a lo que me sorprende asintiendo. Se trata de una emoción acentuada con el paso del tiempo, pero que se acrecienta y se renueva con la ilusión del primer día cada vez que se pone frente a la cámara. Para Jesús Álvarez es la mejor forma de culminar el trabajo de toda una jornada, el sentarse en la mesa del informativo con el pulso acelerado y contarle a la gente lo que pasa mientras le revolotean mariposas en el estómago. Creo que no podría haber descrito mejor la emoción de la televisión. El día que no lo notes, me decía preocupado, seguro que pasa algo que no tienes controlado y las cosas no salen como esperas. Mejor tener esa tensión y ese burbujeo interior.

Algunas personas del mundo del periodismo consideran a Jesús un referente deportivo, hasta le han llegado a calificar en entrevistas “el rey de los deportes”. Me pregunto por sus referentes o modelos. Tras saludar a una persona que se acerca por el plató me dice que no ha seguido a nadie concreto, pero sí se fijaba en compañeros e intentaba copiar su forma de hacer las cosas si eso le podía hacer mejorar en su trabajo. Conocedora de que Matías Prats padre fue su tutor tras la muerte prematura de sus padres cuando era adolescente, me intereso por la figura de este periodista en su vida. Un tanto nostálgico me asegura que se encargaba de los asuntos suyos y de su hermana hasta su mayoría de edad, pero que ha perdido el contacto con él y su familia.

Al tratarse de aspectos dolorosos de su vida, cambio de asunto para indagar en su faceta más desconocida, la de profesor universitario. Alguna que otra vez he podido encontrarle en la Universidad Francisco de Vitoria con su inconfundible estilo de chaqueta y corbata y al hombro una mochila. Confiesa pausadamente que no se había planteado la vocación a la enseñanza hasta que, tras una charla sobre unas becas de la Asociación de la Prensa de Madrid, el personal docente de dicha universidad insistió en su incorporación al claustro de profesores. Años más tarde decidió aceptar el reto. Le gusta explicar el día a día del periodista, va a lo práctico y no cree en los manuales. Su propósito es enseñar a sus alumnos lo que sucede cuando uno se enfrenta al trabajo diario del periodista, eso es lo que le mantiene activo en el ámbito educativo. Se muestra gratamente satisfecho cuando le pregunto por algunos antiguos alumnos con los que se haya encontrado ejerciendo como periodistas, algo muy habitual en los profesores que sienten la llamada, aunque intencionada, de la enseñanza.

Los momentos más dulces de su carrera periodística los identifica con aquellos en los que ha tenido la oportunidad de anunciar el gran triunfo de algún deportista español. Afloran sus emociones al recordar el mundial de fútbol que ganó la Selección Española en Sudáfrica. Para poner fin a la entrevista le pido que haga de vidente y me diga cuáles son las noticias deportivas que más le gustaría dar este año que acaba de comenzar. No tarda en contestar que le encantaría anunciar que la Selección Española de Fútbol se ha impuesto en el campeonato de Europa de Francia y que en los Juegos Olímpico de Rio de Janeiro hemos superado la barrera psicológica de las 22 medallas obtenidas en Barcelona.

Miro varias veces mi libreta y le hago algunas preguntas irrelevantes a este periodista madrileño tan apasionado por lo que hace con el objetivo de dar forma, posteriormente, a la entrevista. Salimos del estudio en el que horas más tarde se encenderán todos los focos para Jesús. Muy educado me acompaña al hall donde vino a recogerme al inicio y una amable señora en recepción nos hace una foto protocolaria.

 

 

Me marcho de los estudios de RTVE satisfecha y contagiada por el entusiasmo de Jesús Álvarez, que regresa a la redacción a ultimar los detalles de la escaleta del informativo que da comienzo en apenas dos horas. Mientras vuelvo al ajetreo del metro de Madrid me percato de lo gratificante que resulta, para una joven periodista como yo, saber que tras tantos años de profesión puede sentirse la misma ilusión con la que se comenzó a trabajar el primer día.

Carmen Roche

Con motivo del Día de la Danza he querido recoger en mi blog este reportaje de Ana Martínez, compañera de Periodismo, sobre la inspiradora bailarina Carmen Roche.

Carmen Roche ha dedicado su vida a la danza. Con 7 años dio sus primeros pasos en el mundo del ballet y con solo 13 ya había comenzado su carrera como bailarina en España. Desde 1966 hasta 1979 se incorporaría a escuelas de danza en Portugal, donde consiguió convertirse en profesora y, posteriormente, directora de la Escuela Mudra. Esta etapa le abrió camino para ser, primero, Subdirectora del Ballet Clásico Nacional y, después, Directora de la Escuela Nacional de Danza Clásica. La danza es una profesión muy sacrificada. En 1984, fundó en Madrid el Centro Internacional de Danza y, más tarde, en 1998 la escuela que lleva su nombre: Ballet Carmen Roche.

“Tienes que tener muchos reflejos, tienes que ser rápida a la hora de entender porque si no, no captas los ejercicios, no los puedes desarrollar”. “Si tú no tienes una buena técnica no puedes expresar nada. La gente que no tiene técnica e intenta expresar, a veces, parece grotesco”.

Por su admirable carrera profesional, Carmen Roche ha sido galardonada en nuestro país con la Medalla al mérito de las Bellas Artes (1995) y la Medalla de oro de las Bellas Artes (2012).

“Cuando te gusta mucho la danza, no te das ni cuenta. Tú no sacrificas nada”. “Para mí subir a un escenario era una alegría inmensa”.

Enlaces relacionados en otros blogs:

El legado de Santa Teresa perdura en el V centenario de su nacimiento

Este año se conmemora el quinto centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús, y por ello es año teresiano jubilar. Reformadora del Carmelo Descalzo, fundadora de 17 conventos y Doctora de la Iglesia, la santa ha sido y es un referente para el catolicismo español.

Santa Teresa de Jesús nació un 28 de marzo de 1515 en Ávila, fue la pequeña de 12 hermanos. Desde su infancia mostró un comportamiento piadoso, después de un episodio en el que su tío frustró el intento de fuga a tierra de moros de Teresa y su hermano Rodrigo para morir mártires, jugaba a ser ermitaña en su jardín.

Las novelas de caballería la desviaron un poco de la senda piadosa, por lo que su padre la envió a un internado de monjas agustinas. Tras el ingreso de una amiga en el convento de la Encarnación de Ávila surgió en ella la llamada de Dios y decidió, pese a la oposición de su padre, entrar en 1535. Tras una enfermedad que le obligó a retirarse de la vida religiosa unos años, regresó al convento y se mostró receptiva a las malas costumbres de algunas de sus hermanas que vivían en un régimen de clausura muy liviano.

Con 39 su oración comenzó a ser mucho más profunda y empezó a tener visiones celestiales y éxtasis mientras rezada o conversaba con su confesor, San Juan de la Cruz. A esta edad descubre que su misión es reformar el Carmelo y funda su primer monasterio, el de San José de Ávila. La santa encomendará todas sus fundaciones al esposo de la Virgen, y pese a las dificultades de la época y los cuestionamientos de personas cercanas a ella, son otros 16 conventos los que fundará en vida.

Sus obras las escribió por obediencia a sus superiores, como por ejemplo sus poemas en los que puede palparse su santidad así como en su autobiografía, “El libro de la vida”, en la que relata sus experiencias místicas. Murió en un viaje desde Burgos, donde funda su último convento, a Ávila, en la localidad de Alba de Tormes en 1582.

San Juan Pablo II en su visita Ávila con motivo del IV centenario de la muerte de la santa afirmaba: “En tus escritos plasmaste tu voz y tu alma. En tu familia religiosa perpetúas tu espíritu. Nos has dejado como lección la amistad con Cristo. Nos has legado como testamento el amor y servicio a la Iglesia. «¡Dichosas vidas -como la tuya- que en esto se acabaren!» (Vida, 40, 15)”.

Noticia relacionada con motivo del año conmemorativo teresiano: La UFV participa como organizadora en el Congreso Interuniversitario teresiano”.

FUENTE Mirada 21 y autoría Bella Franco: http://www.mirada21.es/detalle-noticia/el-legado-de-santa-teresa-de-jesus-perdura-en-el-v-centenario-de-su-nacimiento-11468

Lo verdaderamente importante para una madre

Hace varios días llegó a mí este vídeo, que se ha vuelto viral especialmente por la carga emocional que deja en el espectador al verlo. Es un vídeo emitido en programa El Hormiguero de Antena 3, que mueve a la reflexión sobre las cosas que han de ser importantes para una madre en relación a la vida de su hijo, sus expectativas personales frente a lo que verdaderamente ha de tenerse en cuenta: la felicidad.

Aquí os dejo “Lo verdaderamente importante para una madre”, juzgad vosotros mismos.

http://www.antena3.com/programas/el-hormiguero/momentos/verdaderamente-importante_2015040900449.html

La Noche de Cadena 100 reúne a artistas nacionales e internacionales por una causa solidaria

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Manos Unidas es la beneficiaria de lo recaudado en el evento musical

La Noche de Cadena 100 en su undécima edición reunió ayer en torno a un mismo escenario, en el Barclaycar Center de Madrid, a músicos reconocidos a escala mundial. El fin era recaudar fondos para un proyecto de Manos Unidas, que desea construir una escuela en Hosana, localidad a varias centenas de kilómetros de la capital etíope donde no hay ningún centro de educación primaria.

El concierto, considerado el evento musical del año, contó con la presencia de artistas como David Bisbal, Maldita Nerea o Juanes. El dinero obtenido con la venta de las  entradas, agotadas a las tres semanas de salir a la venta, se destinará íntegro a la labor.

David Bisbal, Amaia Montero, Maldita Nerea, DVicio, Manolo García, El Pescao, Sheppard, Paulina Rubio, Marta Sánchez, Juanes, M-Clan y Fito fueron los artistas invitados.

Los diversos cantantes que actuaron de manera gratuita para poner en marcha la construcción de la escuela, pasaron por el photocall antes de actuar. En su encuentro con los periodistas, todos coincidieron en la importancia de colaborar en actos como este y de utilizar la música como pretexto. Asimismo, aprovecharon para dar a conocer sus nuevos trabajos, como es el caso de Manolo García, Marta Sánchez o Paulina Rubio.

Las tres horas de concierto en directo, con una esmerada puesta en escena, pusieron al recinto en pie. Los carismáticos presentadores de la emisora de radio, entre ellos Javi Nieves y Mar Amate, dieron un toque de humor al espectáculo con una coreografía que puso el broche de oro al concierto.

Cadena 100 está especialmente comprometida con las obras sociales, hace de un evento musical multitudinario una buena causa. Además del concierto Por Ellas, cuyos fondos se destinan a la investigación del cáncer de mama y sus pacientes, entrega cada año los Premios Pie Derecho, que reconoce la labor de personas anónimas.

Fotos: Álvaro Luna y Cadena 100

Bárbara Barón

IMG-20150312-WA0014

Bárbara Barón acaba de terminar de estudiar de Periodismo en la Universidad Francisco de Vitoria. Es corresponsal de L’Observateur de Maroc y de Pouvoirs d’ Afrique, e igualmente colabora con Democresía y Corresponsales de Paz.

El próximo 26 de marzo se marcha de nuevo de misiones a Guinea Ecuatorial, país que visitó en 2013 como misionera junto a un grupo de la universidad. Esta experiencia le marcó. Por ello, yo y unos compañeros de clase, que han contribuido aportando información multimedia a esta entrada, hemos querido preguntarle a Bárbara que le llevó en su momento a marcharse de misiones y por qué decide regresar.

¿Qué te llevó a dedicar parte de tu tiempo de vacaciones para ir a Guinea Ecuatorial de misiones?

Siempre me ha atraído la idea de ir de misiones, pero al final, por una cosa o por otra, nunca me había atrevido. Hace un par de años me surgió la oportunidad y no lo pensé. La verdad es que considero que soy una persona muy afortunada: no tengo necesidades materiales, tengo fe, una familia que me quiere… Y me parece casi una “obligación moral” ayudar a aquellos que no han tenido la misma suerte.

¿Crees que la experiencia ha podido cambiar tu forma de ver la vida?

Ir de misiones, si vas con el corazón abierto, siempre te cambia la vida. Primero porque cosas que siempre habías visto normales, te das cuenta de que son un lujo como el agua caliente o tener una nevera. Allí no tienes muchas comodidades y, sin embargo, eres muchísimo más feliz que en toda tu vida. Te das cuenta de que la felicidad está en darse a los demás y eso cambia tu manera de entenderlo todo.

La primera vez, al volver, monté una campaña en redes sociales y traje a una niña guineana a operarse a España.

¿Por qué has decidido volver ahora a Guinea?

He decidido volver porque tenía la oportunidad de hacerlo. El sacerdote que organizó las primeras misiones a las que fui, ha vuelto a hacerlo y no dudé. Me costó más convencer a mi familia porque la primera vez que estuve en Guinea cogí un virus muy raro y estuve muy mala. De hecho, tengo el hígado dañado para siempre. Pero pese a eso, creo que lo mejor que puede hacer uno mismo es darse a los demás.

El compromiso de Bárbara ha sido tal desde su primera visita a Guinea en 2013, que ahora hay dos chicos guineanos estudiando en la Universidad Francisco de Vitoria, donde ella estudiaba Periodismo.

“Allí montamos un grupo para jóvenes, y Martha y Reginaldo estaban en ese grupo, se implicaron un montón y quisimos darles la oportunidad de estudiar en España”.

Los niños que conoció en Guinea Ecuatorial siguen en contacto con ella por carta, pronto podrá producirse el ansiado reencuentro. Aquí dejamos una de las cartas más entrañables que le envía Manolito:

IMG-20150312-WA0025IMG-20150312-WA0024

La actividad de Bárbara en las redes sociales son una seña de su involucración hacia los más necesitados, así como el baluarte donde ejerce la profesión periodística:

Captura de pantalla 2015-03-12 a las 20.48.43Captura de pantalla 2015-03-12 a las 20.52.05

Noticias relacionadas

Entrevista de la UFV a Bárbara Barón sobre su viaje de misiones a Guinea Ecuatorial en 2013: http://comunicacioninstitucional.ufv.es/entrevista-barbara-baron/#.VQCozfmG_hU

El agua potable sigue siendo un lujo en Guinea Ecuatorial, artículo de Bárbara Barón en septiembre de 2013 para Mirada21: http://www.mirada21.es/detalle-noticia/el-agua-potable-sigue-siendo-un-lujo-en-guinea-ecuatorial-8929

La historia de Milagrosa y su viaje a España desde Guinea para su operación. Tertulia en el Colegio Mayor de la UFV de la joven que vino a España desde Guinea Ecuatorial para operarse, gracias al auspicio de Bárbara: http://lomasrc.blogspot.com.es/2014/02/milagrosa-y-su-abuela-perpetua-hablan.html

Marta

Este vídeo se ha convertido en viral en los últimos días. Marta, una chica de 19 años, cuenta cómo es su vida desde que diera a luz a su hija con apenas 17 y los motivos por los que decidió no abortar.

“Por qué has decido tener una hija, no. Por qué has decidido tener relaciones a los 17 años, esa tendría que ser la pregunta. El hijo viene después, la decisión es antes”.

Ella puede que piense que las experiencias que ha vivido no la hagan inspiradora, pero su valentía y coraje me parecen increíbles. Especialmente en un momento en el que la sociedad minusvalora la importancia de la vida ya desde el seno materno.